NUESTRA VISIÓN

Educamos desde la experiencia para afianzar la identidad y sentimiento de pertenencia de toda la comunidad escolar. Trabajamos por un proyecto educativo innovador, desde la profesionalidad y el cariño, que dé respuesta a la diversidad y consiga la plena inclusión

NUESTROS VALORES EDUCATIVOS

Coeducación e integración social.
Nuestro colegio parte del hecho de que hombres y mujeres somos iguales en derechos, defendiendo un modelo de escuela coeducativa. Este modelo va más allá de la concepción de escuela mixta o no segregada, pues parte de la necesidad de compensar un entorno sexista y no neutro.
Educación activa, vivencial y experiencial.
Defendemos una pedagogía centrada en la interacción del alumnado con su entorno. A través de su relación directa con la realidad se consiguen dos objetivos fundamentales en el proceso de formación integral: despertar el interés y la motivación derivados de un conocimiento práctico, y ayudar a una efectiva asimilación de los conceptos.
Educación para la reflexión y el espíritu crítico.
Nuestro centro busca crear ciudadanos críticos y reflexivos. Pretendemos desarrollar la capacidad del alumnado para cuestionarse lo que viene dado, rompiendo prejuicios y pensamiento impuestos, cuestionándose la realidad.
Educación para la creatividad y el pensamiento divergente.
La creatividad es un término escuchado cada vez con más frecuencia y demandado por las empresas como una cualidad imprescindible para sus empleados. Educar la creatividad es uno de los grandes retos de la educación. Entendemos por creatividad “el proceso de tener ideas originales que tienen valor”
Educación emocional y personalizada.
Para lograr el desarrollo integral de la persona es imprescindible prestar gran atención a la inteligencia emocional de los alumnos y alumnas. Partimos de la premisa de que no es necesario elegir entre saber o sentir. Más allá de esa elección podemos decir que sentir nos ayuda a saber.
Educación integral e inclusiva
Cuando hablamos de educación integral nos estamos refiriendo al término acuñado por las Naciones Unidas en el documento final de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de 1993, en el que se pedía “orientar la educación hacia el pleno florecimiento de la persona y hacia el fortalecimiento de los derechos del hombre y de las libertades fundamentales.
Educación plural y respetuosa
Nuestro centro es un espacio de respeto a la diversidad en cuestiones religiosas, ideológicas y políticas. Uno de los objetivos esenciales del colegio es desarrollar el espíritu crítico del alumnado, entendiendo como tal la capacidad del ser humano de cuestionar los principios, valores y normas que se le ofrecen, formándose un criterio propio que le permita tomar decisiones diferentes a las que se le presentan.
Educación unificada y permanente.
Entendemos que ha de haber unidad y continuidad en nuestro Centro, y que todas las etapas educativas deben formar parte de una única senda de aprendizaje, sin rupturas. La metodología, con sus adaptaciones, se mantiene constante durante toda la vida.

¿Quieres formar parte de nuestro proyecto equipo?

¿Te gustaría formar parte del equipo de profesores de nuestro colegio? Envíanos tu CV.